Director de la Federación Colombiana Deportiva Militar 

Coronel Carlos Enrique Carrasquilla Gómez

Coronel Carlos Enrique Carrasquilla Gómez


Al asumir el cargo como Presidente de la Federación Colombiana Deportiva Militar quiero enviar un atento y cordial saludo a todos los miembros del deporte de la fuerza pública, a los estamentos civiles que integran el sistema nacional del deporte y al mismo tiempo, agradecer al mando por esta importante designación, la cual se convierte en un especial reto en mi carrera militar, además de un compromiso institucional. Indudablemente el deporte de las fuerzas armadas es un vehículo de integración con la sociedad, con oportunidades de desarrollo y optimización del talento humano en todas las direcciones. En este sentido, es para mí un verdadero honor dirigir y liderar el deporte de las fuerzas militares y de policía, con el ánimo de alcanzar mejores resultados y mantener el prestigio que históricamente, nuestros deportistas han ostentado. 

Desde la presidencia de la Federación Colombiana Deportiva Militar nos hemos fijado una hoja de ruta y unos objetivos puntuales que llevaran el deporte militar a otras instancias con mayores posibilidades de avanzar hacia la excelencia, enmarcado en el alto rendimiento y en el deporte paralímpico formativo y de competencia. Es por esta razón fundamental, que el deporte militar deberá transformar su actual organización para darle paso a un nuevo esquema en donde se cree el Centro de Alta Formación Deportiva y de la Actividad Física de las Fuerzas Armadas, un sueño que por décadas ha existido y que otros países de la región ya han realizado. Con la creación de este centro, se dará un gran salto estratégico en todo el tema del deporte militar y en especial al deporte paralímpico.

Sin lugar a dudas, el deporte militar es una herramienta que contribuye a fortalecer la imagen institucional, desarrolla las capacidades del liderazgo situacional, permite la cohesión, fomenta la disciplina, la constancia, el profesionalismo, el trabajo en equipo; pero los más importante, el deporte militar se convierte un compromiso social con nuestros hombres y mujeres que por condición del conflicto quedaron en condiciones de discapacidad y otros que fueron víctimas indirectas. La rehabilitación de todos ellos es un fin y una misión institucional que entorno al deporte se puede lograr. 

Las Fuerzas Armadas de Colombia serán entonces a través del deporte un ente de carácter multidimensional, con variadas funciones y tareas que contribuirán al desarrollo y participación de una sociedad que busca desde el talento humano generar una identidad en estos nuevos tiempos en donde la paz está al alcance de todos.