Desminadores se sumaron al sueño de un niño que quiere ser ciclista, en Casanare

Al norte del municipio de Aguazul, Casanare, donde soldados del Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario No.4 adelantan Estudios No Técnicos, vive con su familia Ángel Vargas, un pequeño de tan solo seis años de edad, que sueña con ser ciclista. 

El niño encontró su bicicleta en una montaña que, según sus papás, fue abandonada por unos menores que anteriormente vivían en el sector, todos los días se levanta con la ilusión de recorrer su vereda Volcán Blanco, pese a que su bici no tiene llantas.

“Mi hijo desea ser ciclista y por ahí se topó una bicicleta dejada por otros niños cuando vivían en la zona, pues él se apegó de esa bicicleta y por ahí anda pa’ arriba y pa’ abajo, y pues él inventaba para llevársela al colegio, pero nosotros le dijimos que no, porque no daba formas para que él tuviera eso ahí en la escuela”, señala José Ángel Vargas, padre del menor. 

La historia del pequeño fue conocida por los integrantes del Equipo de Estudios No Técnicos, quienes no dudaron en reunir recursos para comprarle su bicicleta que muy seguramente compartirá con sus dos hermanos.

El sargento segundo Alexander Barbosa, líder de Desminado Humanitario, narra cómo junto con sus compañeros decidieron unirse a esta noble causa: “Hace unos días con mis compañeros, desarrollando tareas de Estudios No Técnicos en la vereda Volcán Blanco, nos encontramos a Ángel cuando transitaba por las trochas de esta vereda. Al ver a Ángel fue inevitable no recordar a mis hijos y pensar que muchas veces no somos agradecidos con todo lo que la vida nos da. Decidimos los Equipos No Técnicos que nos encontramos en el sector reunir todos los esfuerzos necesarios para concederle esta alegría a Ángel de poder disfrutar esta bicicleta”.  

Fue así como el día de tener una bicicleta con la cual pudiera entrenar, sin miedo a que las ruedas quedaran enterradas, llegó para Ángel. 

Al recibir su nueva bicicleta, la sorpresa fue tan grande que solo pudo decir: “Muchas gracias, Dios los bendiga donde quieran que vayan”.

Los uniformados, que han liberado 16 sectores de la sospecha de minas antipersonal e intervienen otros dos más con el fin de declarar el municipio como territorio descontaminado, afirmaron que aportar a la alegría de los niños, niñas y adolescentes los llena de satisfacción y orgullo. 

Fuente: prensa – Brigada de Desminado Humanitario del Ejército Nacional
 

0 Comments
Tuesday, February 23, 2021 By merybra