cocgfm-afectaciones-minas-antipersonal.jpg

Con el fin de visibilizar uno de los hechos victimizantes que han causado mayor impacto entre los integrantes de la Institución en el marco de la confrontación armada, el General Nicacio de Jesús Martínez Espinel, Comandante del Ejército Nacional; el Departamento Jurídico Integral; la Séptima División del Ejército Nacional y la Universidad de Medellín entregan a la Casa de la Verdad de Antioquia y el eje Cafetero el Informe ‘LUCES PARA LA VERDAD: Afectaciones de las minas antipersonal en la vida de los militares víctimas. Un acercamiento a la utilización sistemática de los campos minados por parte de las Farc en el paramillo y su entorno (2004 2012)’. 
El informe, que es producto de una rigurosa investigación adelantada por el grupo de memoria histórica del Ejército Nacional, junto con la Universidad de Medellín, presenta un estudio sobre los patrones identificados en el uso sistemático de las minas antipersonal en el nudo de Paramillo y su entorno, una región en disputa histórica por los grupos armados ilegales. Uno de los hallazgos de este trabajo indica que las minas antipersonal eran utilizadas para la protección de cultivos ilícitos, zonas de retaguardia y del avance las Unidades del Ejército Nacional. El documento se apoya, entre otras fuentes, en la memoria de 18 militares que fueron víctimas de minas antipersonal, sufriendo amputaciones y otros daños físicos. 
En el período entre 2002 y 2016 en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Chocó, 1.297 militares fueron víctimas de minas; el mayor número de casos ocurrieron en el Paramillo y el oriente antioqueño. De esta cifra 1.127 resultaron heridos y 170 fueron asesinados por los daños que causan estos artefactos explosivos.  
Los años en los que presentaron mayor número de víctimas en el Paramillo y sus alrededores fueron: 2004 (31 casos), 2008 (51 casos), 2009 (30 casos), 2010 (41 casos) y 2011 (55 casos), sumando un total de 231 víctimas. Los municipios que concentraron dichas afectaciones fueron: Tierra alta, Montelíbano, Puerto Libertador y San José de Uré, del lado de Córdoba; Tarazá, Ituango, Valdivia, Dabeiba, Toledo y Briceño en Antioquia. 
Este informe es el primero de 32 insumos, resultado del proyecto de investigación ‘LUCES PARA LA VERDAD: Violaciones a los derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario contra militares y sus familias’, que serán entregados a la Comisión para el esclarecimiento de la Verdad, con el fin de contribuir a la labor de este organismo del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, el cual deberá entregar el Informe final que tiene como objetivo explicar la complejidad del conflicto armado, además de promover el reconocimiento de las víctimas y contribuir a la no repetición.  
 A la entrega de este primer documento académico asisten el Brigadier General, Juan Carlos Ramírez Trujillo, Comandante de la Séptima División, algunas de las víctimas de minas antipersonal que hicieron parte de la construcción del informe, entre ellos el equipo de voleibol sentado de Antioquia, así como representantes de la Alcaldía de Medellín, organizaciones de Derechos Humanos y directivas de la Casa Museo de la Memoria de Medellín. 
El Ejército Nacional continuará trabajando en la visibilización de los militares víctimas y sus familias, con el fin de lograr para estos héroes de la patria el reconocimiento a su valor y sacrificio en aras de la defensa y el bienestar de los colombianos. 
 

Fuente: Ejército Nacional  

0 Comments
Tuesday, October 22, 2019 by johncampos