Esta jornada humanitaria que se llevó a cabo en el departamento de Risaralda obligó a realizar una operación logística de más de 20 horas de vuelo para el transporte de equipos médicos, ayudas humanitarias, donaciones y todo el engranaje necesario para realizar la actividad que durante 48 horas se volcó a fin de atender a centenares de niños, mujeres e integrantes de las comunidades indígenas que se reunieron en la comunidad indígena de Kemberdé. 

Esta jornada de apoyo al desarrollo, apoyo humanitario y social, se realizó desde el pasado lunes, 19 de octubre del presente año, y terminó hoy en este territorio ubicado a hora y media caminando desde el corregimiento de Santa Cecilia, en Pueblo Rico, Risaralda. 

Esta actividad, organizada por el Ejército Nacional, con apoyo de instituciones del orden nacional y departamental, como también de entidades públicas y privadas de la región, benefició aproximadamente a 5000 personas de 24 comunidades indígenas; fueron 1300 familias integradas por niños, jóvenes, adultos las que se atendieron. 

Cabe resaltar que en el segundo día de la gran jornada, la comunidad indígena Embera Katío recibió la visita del señor mayor general Carlos Iván Moreno Ojeda, segundo comandante del Ejército Nacional; el mayor general Germán López Guerrero, jefe Estado Mayor Generador de Fuerza del Ejército; los mandos militares de la región, delegados del Instituto Colombiano de Bienestar familiar (ICBF), la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), la Defensa Civil, Cruz Roja Colombiana y el doctor Víctor Manuel Tamayo, gobernador de Risaralda, quienes llegaron con una inversión por el orden de los 1000 millones de pesos entre mercados, medicinas, kits escolares, pupitres, ropa, botas, recreación, elementos para refacción de viviendas y desplazamiento de personal médico especializado. 

Durante la jornada, la comunidad recibió servicios de medicina general, odontología, optometría, pediatría, vacunación, peluquería, sastrería, asesoría jurídica y financiera; además, niños y niñas pudieron disfrutar de regalos, kits escolares y actividades recreativas, lúdicas y culturales, como pintucaritas, globoflexia, taller de dibujo y pintura y concursos de baile, entre otras. 

Durante la permanencia de los altos mandos militares y del señor gobernador en la comunidad surgió una emergencia con una menor indígena que presentaba complicaciones respiratorias, que fue evacuada en una de las aeronaves del Ejército Nacional desde el resguardo hasta el hospital municipal San Rafael de Pueblo Rico, Risaralda, donde a esta hora es atendida por el personal médico. 

El señor gobernador del departamento de Risaralda, junto con los altos mandos del Ejército, se comprometieron con la construcción del puesto de salud para el resguardo La Punta, adecuaciones para 22 escuelas, un convenio con la Corporación Universitaria Santa Rosa de Cabal (Unisarc), para brindar programas de educación superior a esta comunidad, y la construcción de cuatro puentes y el financiamiento de estudios y diseños para dos puentes más. 

De esta manera la Octava Brigada continuará su compromiso de trabajar por el desarrollo social de las comunidades que se encuentran en su área de responsabilidad, con el fin de contribuir a la recuperación social, estabilización y consolidación del territorio.

0 Comments
Wednesday, October 21, 2020 By AndreRicoF