En el Día Internacional de la Mujer, el Ejército Nacional resalta a una valiente oficial

La capitana Rodríguez desde su especialidad, lleva nueve años sirviéndole al país.

En un trabajo silencioso pero efectivo, la capitana médica veterinaria Sulma Cristina Rodríguez Salomón con especialidad en perros antiexplosivos y caballos de tropa, tiene como responsabilidad la salud de los animales que se encuentran en el criadero militar El Remanso del Grupo De Caballería Montado No.16 Guías del Casanare, de la Decimosexta Brigada del Ejército Nacional en la ciudad de Yopal, Casanare.

La joven oficial nacida en Tunja y con 35 años, unió sus dos pasiones, el amor por los animales y la patria, a la cual hace parte desde el año 2012. En la actualidad, es la responsable de reproducir, conservar la raza y la atención medica veterinaria de 200 yeguas y 8 machos reproductores semovientes equinos implementando el proyecto del cruce del caballo árabe con el criollo para crear el caballo de tropa del Ejército Nacional.

En el ámbito militar la profesión veterinaria no es una especialidad tan conocida, a nivel nacional, hacen parte un grupo pequeño de profesionales militares que no suman más de doce, pero el papel que llevan a cabo los hace únicos, el arte de salvar y mantener en óptimas condiciones a esos seres que, sin palabras, pero con mucho amor se encuentran al servicio de los colombianos, es acto de compromiso y nobleza.

Su día transcurre entre las pesebreras y el laboratorio militar analizando muestras y cuidando a nuestros animales de cuatro patas. Su anhelo es llegar a ser General del Ejército Nacional.

Los días difíciles de esta oficial, es cuando no pude ayudar a sus pacientes, lucha con sus conocimientos y la ciencia para prestar el mejor servicio, pero algunos fallecen. Entre sus historias más recientes y tristes está el de la potranca Tabata, quien al nacer muere su mamá; en estos momentos se dedica a buscar quien de las demás yeguas la adopté, pero no es una tarea fácil. Por el momento, es alimentada con biberón, pero Tabata permanece parte del día sola en su pesebrera, mostrándose aparentemente inquieta, dando vueltas y relinchando al parecer llamando a su mamá.

La capitán Rodríguez continua su labor en pro de los animales del Ejército Nacional día y noche siendo un ejemplo para las demás mujeres de la Fuerza y un orgullo para sus familiares.

Fuente: prensa – Ejército Nacional 

0 Comments
Monday, March 8, 2021 By merybra