Pushaina, primera mujer wayúu del Ejército Nacional en portar con orgullo una manta guajira pixelada

-La cabo Pushaina, con su ejemplo y vocación busca incentivar a más mujeres de su etnia a formar parte de la Fuerza Pública.

-Pushaina es la primera mujer wayúu en el Ejército, sin embargo, ya hay 200 mujeres de su comunidad en la Policía Nacional y la Defensa Civil.

Julieth Paola Pushaina Epiayú, profesional en auxiliar en enfermería, a sus 26 años se convirtió en la primera mujer de la comunidad indígena wayúu en  hacer parte del Ejército Nacional.

“Hago parte del Ejército Nacional y me siento muy orgullosa. Porto mi uniforme con orgullo, también llevando mi manta que hace parte de mí, que me identifica con lo que soy, como ser una mujer wayúu”, afirma la cabo Pushaina.

Es la número 11 de 12 hermanos, nacida en Barranca y perteneciente a la comunidad indígena Zhaíno de la Alta Guajira, se ha encargado del trabajo social en su comunidad desde que hace parte de la institución.

“En este momento estoy en un Batallón de Acción Integral, ayudando a mi comunidad y a toda mi Guajira”, cuenta la cabo con orgullo, mientras reconoce que para llegar a ser parte del Ejército no ha sido fácil, pues son varios los sacrificios que ha tenido que hacer; “para estudiar en la escuela y pagarme los viajes tuve que hacer mochilas, chinchorros, y así podía recoger el dinero que necesitaba para mis exámenes para entrar”.

Pushaina llegó al Ejército Nacional motivada por salir adelante, pues según ella, vestir el uniforme de la Fuerza Pública era su sueño desde niña al ver a su hermano, soldado profesional. Lastimosamente, él falleció en medio de una emboscada hace 14 años.

“El Ejército y la vida me han enseñado a ser fuerte, he pasado por pruebas muy difíciles, pero acá estoy de pie y voy a seguir así porque de esto se trata la vida, de luchar”, dice la cabo Pushaina.

Para ella fue difícil salir de su ranchería y acostumbrarse a nuevas costumbres, pues según la cabo, tuvo que aprender mucho de sus compañeros “fue un golpe duro porque yo fui la única mujer wayúu y adaptarme al lenguaje de mis compañeros, me corregían, me daba risa, pero poco a poco me fui adaptado”.

Actualmente, la cabo presta su servicio en el municipio de Uribia, también conocido como ‘la capital indígena de Colombia’, donde el 95% de su población es indígena wayúu, siendo el 15% urbana y el 85% rural.

Fuente: Comunicación Sectorial - Ministerio de Defensa Nacional 

0 Comments
Tuesday, November 9, 2021 By merybra