Los soldados de la Novena Brigada han trasladado sus labores en contra del delito del narcotráfico al área rural de los departamentos de Caquetá y Putumayo, zonas utilizadas por las bandas criminales para la siembra de cultivos ilícitos y el procesamiento de alcaloides, los mismos que posteriormente intentan pasar por carreteras huilenses. 

Atacar el fenómeno delictivo desde su primer eslabón y dañarles el negocio ilegal, es el objetivo de los soldados de la Novena Brigada que cumpliendo con su misión constitucional y siguiendo los lineamientos de la Operación: ‘Mayor Inocencio Chincá’, ya han logrado erradicar 58 hectáreas de mata de hoja de coca. 

El grave daño ambiental al suelo colombiano y la afectación a la salud y seguridad pública que causa la producción y comercialización de estupefacientes, son los principales motivos que tienen los soldados de la Novena Brigada para enfrentar con contundencia la fabricación, tráfico y porte de alucinógenos. 

La tarea continúa, los soldados, mediante la modalidad de erradicación manual y protección a personal contratado para esta tarea, no sólo contribuyen a la recuperación del medio ambiente, sino que además trabajan para contrarrestar que este estupefaciente llegué al consumidor final.  

Fuente: Novena Brigada del Ejército Nacional 

0 Comments
Monday, February 11, 2019 by merybra