Una nariñense es la primera mujer navegante instructor de su Fuerza Aérea Colombiana

La teniente Vannesa Acosta, es una nariñense, Oficial de la Fuerza Aérea Colombiana, quien ostenta ser la primera mujer de la Institución en recibir su título como Navegante Instructor, cargo que logra después de una ardua capacitación y entrenamiento.

Manifiesta que este logro es prueba fehaciente del compromiso, dedicación y el amor por lo que hace, características que la han llevado a cumplir paso a paso las metas trazadas que tiene tanto a nivel profesional como personal.

Ella, como todos los navegantes de la Institución hacen parte del cuerpo de vuelo, quienes son los encargados de la navegación segura de los diferentes tipos de aeronaves, bien sean de transporte, combate, reconocimiento e incluso las de inteligencia para las que son entrenados en equipos especiales de última generación como el Sistema Forward Looking Infrared (FLIR).

La Oficial nos compartió un poco más acerca de su trayectoria dentro de la Institución, como mujer y como militar.

¿Qué la motivo a ingresar a la Fuerza Aérea Colombiana?
Mi motivación fue inculcada por mi hermano, quien ingresó en el año 2004 a la Escuela de Suboficiales de la FAC, él siempre ha sido mi referente, me enseñó a querer la institución, y su apoyo al igual que el de mis padres fue incondicional, posterior vino el gusto por el vuelo algo anexo a la vocación de ser militar.

¿Cuál ha sido el mayor reto laboral en la FAC?
 

Sin duda alguna el que comienzo en estos momentos, ¡La formación de los futuros navegantes de la FAC!, el reto no es solo transmitir el conocimiento, sino inculcar el amor por la especialidad, la vocación y la preparación para que se desempeñen con seguridad en las diferentes misiones aéreas.

¿Cómo fue la preparación para llegar a ser navegante instructor (NIN)?

En el año 2014 inicie en el Comando Aéreo de Combate No.1 el Curso Básico de Navegante en la aeronave AC-47T “Fantasma”, más específicamente en la Escuela de Navegantes, en el mismo año efectúe la transición al equipo C-208B “Caravan” y fui asignada al Grupo Aéreo del Oriente- GAORI, donde efectúe mis primeras misiones de vuelo como navegante operativa.
Posteriormente, en el año 2017 fui trasladada al Grupo Aéreo del Casanare -GACAR, para volar el equipo C-337 “Skymaster”, en el mismo año fui trasladada al Comando Aéreo de Combate No.1, Base en la cual sigo y actualmente cuento con 1.325 horas de vuelo, horas que me brindaron la experiencia y el conocimiento.

Todo esto es posible, gracias a la confianza depositada por mis comandantes para hoy en día poder ostentar el cargo de Navegante Instructora.

¿Qué significa para usted el nuevo título de Navegante Instructor?
Adicional a la responsabilidad que representa la preparación de los futuros navegantes de la FAC, este sentimiento viene acompañado de una gran satisfacción personal y un crecimiento profesional, por ende, significa un logro alcanzado en mi carrera y un compromiso grande con mi especialidad.

¿Por qué se inclinó por seguir este camino dentro de la Institución?

El vuelo fue una de mis principales motivaciones para ingresar a la institución, y esta especialidad me brindó la oportunidad de pertenecer a este cuerpo y cumplir con esta expectativa.

¿Qué sigue en su carrera?

Seguiré desempeñándome como instructora de los equipos AC-47T y C-208B en la base de palanquero, con la fiel intención y responsabilidad de formar anualmente a los nuevos navegantes de mi Fuerza Aérea Colombiana, así como reentrenar y supervisar a los que ya ostentan esta especialidad.

¿Qué características debe tener un oficial para desempeñarse como navegante?

Hay características primarias y secundarias para poder ser un navegante instructor, y considero secundarias al conocimiento y la experiencia, y como primarias a lo que llamamos “motivación”, las ganas de querer transmitir ese conocimiento, la vocación, el amor a la especialidad, el sacrificio, la entrega a la instrucción, y que todo esto en conjunto generen en ese navegante una satisfacción personal.

Es así como la Teniente Acosta y todo el personal militar de esta especialidad son los “ojos” de cada una de las plataformas que tripulan y son un elemento primordial para la toma de decisiones en las múltiples misiones que desarrolla su Fuerza Aérea Colombiana para salvaguardar el espacio aéreo nacional.

Fuente: prensa – Fuerza Aérea Colombiana 

0 Comments
Thursday, December 23, 2021 By merybra