El miércoles después de una fase de audiciones, 14 jóvenes cantantes participaron en el Primer Festival de la Canción ‘Voces de Altamar’, un espacio musical donde se fusionaron talentosos marinos de la Escuela Naval de Cadetes ‘Almirante Padilla’, entre ellos el Cadete Guillermo Osorio, el ganador y dueño de la velada, quien con el vibrar de su voz estremeció a todos con sus interpretaciones.
Con dos canciones inéditas llamadas 'Rosa azul' y ‘Nunca dejes de mirarme’ del género Reggaetón, Osorio cerró con broche de oro su paso por el concurso musical. “Estoy muy contento, ha sido una experiencia muy gratificante. Yo quería participar para que las personas conocieran lo que compongo, pero no pensé que se fueran a sentir tan identificados con mis canciones y que esto me diera el triunfo. La preparación fue muy intensa, de mucho trabajo, pero esto demuestra que el que persevera alcanza sus metas”, manifestó el Cadete Guillermo Osorio, ganador del concurso Voces de Altamar. “Si bien la Escuela Naval de Cadetes es conocida por formar hombres y mujeres de mar y de guerra, también estamos formando marinos que cantan, que tienen sentimientos; son marinos que pueden expresar muchos mensajes a través del canto. Este primer Festival es la oportunidad de mostrar esa otra cara tan humana que también tenemos y que nos permiten expresarnos por medio de la música”, expresó el contralmirante Francisco Hernando Cubides Granados, director de la Escuela Naval. Por otro lado, los finalistas la Guardiamarina Natalia Cocuy y el Brigadier Jhon Alex Vega, le siguieron el paso al ganador. Ellos también demostraron que fue su increíble talento el que los llevó hasta ese punto en el certamen. Ambos recibieron del público presente infinidad de aplausos y ovaciones. De igual forma, el Infante de Marina Regular Jean Carlos Armijo, fue premiado por su destacada interpreación y show musical. Las cantantes Adriana Lucía y Mariata, quienes durante su carrera artística han resaltado el folclor colombiano y el oficial de la reserva activa de la Armada de Chile Luis Ricardo Villaroel creador del concurso, premiaron a los tres competidores que sobresalieron en una noche de gala, luces y música. Sin duda, Voces de Altamar ha marcado la vida de los tres finalistas y de todos los concursantes, pues han demostrado que nuestros marinos logran tocar todas las fibras emocionales, no solo protegiendo la soberanía nacional, sino también a través de sus voces. La Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla”, como academia naval y universidad marítima, abre diversos espacios que contribuyen al desarrollo integral en las diferentes esferas del ser, saber y hacer, de los futuros Oficiales, hombres y mujeres, que se forman para ser ciudadanos líderes, no sólo en la seguridad y defensa nacional, sino también del desarrollo de Colombia como país marítimo. Fuente: Escuela Naval de Cadetes ‘Almirante Padilla’  
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Sáb, 24/11/2018 - 08:00