Con un recorrido por el corregimiento de Arboleda, del municipio de Pensilvania (Caldas), los Héroes Multimisión del Batallón Ayacucho, Batallón Cisneros, Gaula Eje Cafetero adscritos a la Octava Brigada, Batallón de Desminado Humanitario, el circo móvil de la Quinta División del Ejército Nacional  y el Gobernador de Caldas, dieron  inicio al programa Piloto Caldas Multimisión.
Generar posicionamiento y ser referente en el imaginario de los caldenses, es el objetivo del Ejército Multimisión que  además de garantizar seguridad y soberanía sobre el territorio, también genera proyectos y adelanta procesos para la reconstrucción del tejido social de las comunidades. Buscando este propósito se decidió integrar a la institucionalidad en zonas geográficas estratégicas del departamento de Caldas que por décadas anteriores sufrió el rigor del conflicto armado. Para ello el Batallón de Infantería No. 22 ‘Batalla de Ayacucho’, en trabajo conjunto y coordinado con la Gobernación de Caldas, lanzaron el proyecto piloto ‘Caldas Multimisión’, cuya finalidad consiste en recorrer lugares de memoria afectados por el conflicto armado buscando ser caso de éxito y replicación posterior en acompañamientos festivos hacia los demás municipios del departamento. Se tomó como punto de partida y referencia para este proyecto el corregimiento de Arboleda, perteneciente al municipio de Pensilvania (Caldas), donde hace más de 18 años se dio una toma guerrillera por parte de los frentes 47 y noveno de las Farc. “Siempre estamos presentes con nuestras comunidades, estamos haciendo una retoma trayendo nuestras capacidades, nuestros Ingenieros Militares a este importante corregimiento, además de actividades con nuestro circo, representado en risas para los niños, dinámicas malabaristas, zanqueros y payasos que nos ayudarán en esta retoma festiva”, aseguró el teniente coronel Edwim Vargas Cerón, comandante del Batallón de Infantería No 22 “Batalla de Ayacucho”. La actividad conjunta comenzó con un acto simbólico de los Héroes Multimisión, una caminata de entrada al corregimiento por parte de las autoridades militares, el Gobernador de Caldas y miembros de la comunidad de Arboleda dieron inicio a esta histórica actividad. “La forma cómo se ha integrado el Ejército, cómo se han hecho las cosas me perece que genera mucha confianza en la comunidad y eso permite que las personas que se fueron, el día de mañana puedan regresar”, manifestó Diego Cardona Arango, ex alcalde de Pensilvania, oriundo de Arboleda. Los militares, con todas sus capacidades no armadas arrancaron con la actividad festiva, el Batallón Ayacucho, el Circo Móvil de la Quinta División, las Unidades de Desminado Humanitario, la Unidad de Atención de Desastres del Batallón de Ingenieros Militares ‘Francisco Javier Cisneros’, las Unidades del Grupo Gaula Eje Cafetero con la Campaña Institucional: “Yo no pago, Yo denuncio”, la globoflexia y los pintucaritas compartieron con la gente de Arboleda, en especial con los niños, quienes fueron los que más lo disfrutaron. Con el ‘toque de Diana’, realizado por un trompetista militar desde el interior de la iglesia, se despertó al pueblo, dando apertura a las festividades. Desde las esquinas y balcones de las casas iban saliendo músicos del Ejército integrados con los miembros de la banda sinfónica local, quienes junto con bailarines, zanqueros, malabaristas e integrantes del circo realizaron una coreografía que dejó atónitos a los asistentes en una sorpresa que invadió la plaza de corregimiento. “Es muy significativo que por las cuatro esquinas donde entró la guerrilla hace 18 años hoy entraron soldados, con una cantidad de expresiones culturales que yo particularmente no conocía; la presencia del Circo Colombia, la banda y los dispositivos que se hicieron para celebrar la vida nos habla muy bien precisamente de ese concepto multimisión que tiene el Ejército, y que en el departamento se viene cumpliendo muy bien”, afirmó el gobernador de Caldas, Guido Echeverry Piedrahita. Caldas Multimisión se traduce en la entrega a la comunidad por parte de los soldados Multimisión. “Vamos a garantizarle a esta población la seguridad, la tranquilidad; vamos a seguir trabajando acompañando el desminado humanitario y dejarle un mensaje a esta población de respaldo”, añadió el teniente coronel Vargas Cerón. Mediante un acto simbólico, los niños llevaron cartas convertidas en palomas y flores de papel al monumento instalado en honor a los héroes caídos; en esta ocasión y haciendo un paralelo entre el pasado violento con el actual, no se efectuó un minuto de silencio fúnebre sino un minuto de algarabía en homenaje a la valentía de los que ofrendaron su vida en cumplimiento del deber. En la vereda La Torre, los Héroes Multimisión con el objetivo de resignificar los escenarios educativos restauraron la Escuela junto con la comunidad, llenando de nuevo los espacios de mística, magia y color; devolviendo las sonrisas a los pequeños que habitan en este lugar. Por último, los soldados, el Gobernador y los niños del corregimiento como sinónimo del renacer, sembraron algunos árboles donde antes solo había campos minados. Fuente: Octava Brigada del Ejército Nacional
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Mar, 02/10/2018 - 16:42