Ambos cristalizaderos producían 385Kg semanales de cocaína, dejándole un ingreso mensual al GAO Eln superior a los seis mil millones de pesos.
En desarrollo de operaciones militares realizadas en el marco del Plan Diamante, gracias a la información suministrada por el Batallón de Inteligencia Militar No. 1 y a la toma de análisis de imágenes aéreas realizadas con plataforma del Comando Aéreo de Combate No. 3 de la Fuerza Aérea Colombiana y del Comando Aéreo de Transporte Militar, tropas del Batallón Especial, Energético y Vial No. 3 de la Décima Brigada, hallaron en la vereda Santa Lucía, del municipio del Carmen, zona limítrofe entre los departamentos de Norte de Santander y el Cesar, dos grandes cristalizaderos para el procesamiento de clorhidrato de cocaína, ambos pertenecientes al frente Camilo Torres del grupo armado organizado Eln, los cuales tenían la capacidad de producir 1,3 toneladas de cocaína al mes. Los cristalizaderos estaban conformados por dos estructuras de madera que medían aproximadamente 500 metros cuadrados y contenían 85 hornos microondas, una nevera, dos abanicos, dos lavadoras, dos plantas eléctricas, dos compresores, una prensa, tres licuadoras, dos máquinas de soldadura, cinco grameras, varias herramientas entre picos, palas y machetes, 50 bultos de sulfato de amoníaco, 40 bultos de cal, 36 bultos de cemento, 22 canecas de ácido muriático, 35 canecas de gasolina de 5 galones cada una, 20 canecas de Thinner,  50 moldes para prensado de clorhidrato, 49 bultos de soda cáustica, 12 pailas quemadoras, dos estufas a gas de seis puestos, 10 cilindros de gas, 24 valdes plásticos, 20 canecas vacías de 5 galones cada una, 15 tanques de 1.000 litros, una zaranda para licuar coca, 100 paquetes plásticos para empacar coca, 100 rollos de teflón, cinco rollos de manguera, una motobomba, cinco taladros, dos kilos de coca procesada, un bulto de amoníaco, ocho canecas de gasolina de 55 galones, una balanza, un tonel de ácido, 20 arrobas de hoja de coca, dos bultos de cal y cinco pailas para mezclar. Los elementos ubicados fueron destruidos de manera controlada por parte del Equipo de Explosivos y Demoliciones del Ejército Nacional. Con estos resultados, una vez más el Comando de la Décima Brigada del Ejército Nacional ratifica su compromiso de continuar realizando operaciones militares que conduzcan a la destrucción de las estructuras logísticas y financieras que favorecen el accionar de los grupos armados organizados en el nororiente del país. Fuente: Ejército Nacional
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Mar, 11/09/2018 - 11:48