Este año la Décima Primera Brigada ha logrado la captura de 227 integrantes de este grupo armado organizado en Córdoba y Antioquia.
En una operación militar interinstitucional en desarrollo del Plan ‘Diamante’, tropas de la Décima Primera Brigada, orgánicas de la Séptima División del Ejército Nacional y el CTI de la Fiscalía, se logra la captura de siete integrantes de una temida estructura del Clan del Golfo, en el Bajo Cauca antioqueño. El hecho se produjo en varios puntos del casco urbano de Caucasia y en la vereda Campo Alegre, donde uniformados del Gaula Militar, guiados por información de inteligencia militar, obtenida tras varias semanas de seguimiento se logró la ubicación de los lugares en donde estos criminales intentaban huir de las diferentes acciones realizadas por la Fuerza Pública para detenerlos. Entre las capturas se encuentra alias ‘Mario’, quien se desempeñaba como cabecilla general urbano de la estructura del Clan del Golfo que delinque en los municipios de Nechí, Caucasia, Zaragoza y El Bagre, en Antioquia; y en La Apartada, Buenavista y Ayapel de Córdoba. Junto a este individuo también cayeron seis hombres más, que harían parte de las diferentes redes que realizaban acciones contra la comunidad como extorsión, homicidios y microtráfico. Los capturados hacían parte del grupo de delincuentes involucrados en el cobro de extorsiones a las empresas del consorcio Autopista del Nordeste y Explasur, así como a ganaderos y comerciantes. Estos sujetos estarían involucrados en la planeación y ejecución de la quema de por lo menos 20 vehículos en la vía que de Zaragoza comunica con Remedios, en donde este año han sido atacados carros empleados para el movimiento de material necesario para los trabajos que en la actualidad allí se llevan a cabo. Se estima que esta estructura recolectaba mensualmente hasta 450 millones de pesos producto de extorsiones a empresas, comerciantes, ganaderos y transportadores de la región. En el hecho se incautaron tres armas de fuego, abundante munición y equipos de comunicaciones, así como documentación y memorias USB con información de ese grupo armado organizado que a esta hora son analizados por personal de inteligencia militar. Los capturados fueron dejados a disposición de la Fiscalía 165 Especializada para su respectivo proceso de judicialización y deberán responder por los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas, concierto para delinquir agravado y terrorismo. Con este importante resultado, el Ejército Nacional logra la desarticulación de esta estructura, razón por la cual los índices de seguridad mejorarán significativamente en esta región. De igual manera las operaciones militares seguirán adelante. Las tropas de la Décima Primera Brigada, pertenecientes a la Séptima División del Ejército Nacional continuarán con la acción unificada soportada en esfuerzos, conjuntos, coordinados e interinstitucionales, a fin de cumplir la misión constitucional y lograr un control institucional del territorio. Fuente: Ejército Nacional
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Mié, 05/09/2018 - 12:12