Gracias al trabajo que realiza Inteligencia Militar fue posible desestabilizar la estructura armada y sus finanzas.
En ejecución de la Campaña Militar y Policial Agamenón II Plus, la Séptima División con tropas de la Fuerza de Despliegue Contra Amenazas Transnacionales del Ejército Nacional, en desarrollo de una operación militar conjunta con la Fuerza Aérea Colombiana, en la vereda conocida como el Colorado, zona rural del municipio de San José de Uré, Córdoba, realizaron un contundente golpe contra el grupo armado organizado Clan del Golfo. Mediante el empleo de aeronaves del Ejército Nacional, la Fuerza Aérea Colombiana, y el esfuerzo en tierra de los soldados del Ejército se logra la muerte en desarrollo de operaciones militares de cuatro miembros de la subestructura Rubén Darío Ávila del GAO Clan del Golfo, quienes se encontraban reunidos planeando acciones armadas en contra de la Fuerza pública y la población civil del Bajo Cauca en su disputa territorial con otros GAOS, por el control del narcotráfico, extorsión y demás actividades ilícitas en esta región. Además fue incautado gran cantidad de material de guerra, intendencia y comunicaciones, relacionados así: ocho fusiles, una pistola, una escopeta calibre 22 milímetros, más de 3.000 cartuchos, 39 proveedores, un cañón de ametralladora, 10 chalecos multipropósitos, 22 equipos de campaña, 11 camuflados pixelados de uso privativo de las Fuerzas Militares, y material de comunicaciones. Adicionalmente, se reportó la captura de dos miembros de la subestructura ‘Rubén Darío Ávila Martínez’ del GAO Clan del Golfo y una menor de edad recuperada que había sido reclutada forzosamente por integrantes de esta estructura armada, quienes quedaron heridos en el lugar de los hechos. Las tropas, actuando bajo la normatividad establecida en el Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos, de inmediato prestaron los primeros auxilios a través de los enfermeros de combate; posteriormente, estos individuos fueron desplazados en un helicóptero equipado con personal de búsqueda y rescate de la Aviación del Ejército, hasta un centro médico en el cual están siendo atendidos. Gracias a esta operación militar conjunta se logra la afectación de lo que queda de esta estructura criminal ubicada en los corredores de movilidad, que comunican el Nordeste antioqueño, Bajo Cauca y el municipio de Tierralta - Córdoba, donde hacen presencia y realizaban las coordinaciones para la compra y venta de clorhidrato de cocaína. Las Fuerzas Militares y las instituciones del Estado continuarán con el desarrollo de operaciones militares conjuntas, coordinadas e interinstitucionales con el propósito de atacar de manera certera las amenazas que atentan contra la integridad de todos los colombianos. Fuente: Séptima División del Ejército Nacional
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Lun, 26/11/2018 - 16:56