Tolima. Esta unidad aérea, cuna de los Pilotos de Ala Rotatoria, ubicada en Melgar, Tolima, conmemoró su sexagésimo cuarto aniversario a través de una solemne ceremonia militar presidida por el general Carlos Eduardo Bueno Vargas Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana, el  señor  coronel Luis René Nieto Rojas, Comandante del CACOM 4  y diferentes autoridades locales y regionales. Durante el evento, los helicópteros Huey II y  Bell 212 engalanaron el cielo y con sus maniobras dejaron ver la fuerza y vitalidad de estas aeronaves que día a día enaltecen el tricolor nacional y  protegen la soberanía,   dejando en alto el nombre de la Institución a nivel regional, nacional e internacional.  El señor general, Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana, en su discurso expresó la admiración y orgullo por el trabajo que realiza ésta Unidad, felicitando y destacando la labor desempeñada por el personal de oficiales, suboficiales y civiles condecorados, resaltando su compromiso con la Fuerza y su constancia para seguir aportando lo mejor a la Institución. Un Comando Aéreo que a lo largo de estos años ha conducido incansablemente operaciones aéreas contra Grupos Armados Organizados, -GAO-, minería ilegal, inmovilización de pistas y aeronaves ilegales, así como el  despliegue humanitario para realizar misiones de  recuperación de personal, evacuaciones aeromédicas y extinción de incendios forestales. Esta labor sólo se ha podido realizar gracias a los altos estándares de capacitación y entrenamiento que hombres y mujeres día a día realizan en la Escuela de Helicópteros para las Fuerzas Armadas "Coronel Carlos Alberto Gutiérrez Zuluaga", en la que se cuenta con alumnos de países como México, Perú, Panamá, Honduras, Costa Rica y Guatemala. 64 años al servicio de la Patria y a disposición de todos los colombianos ejerciendo un trabajo impecable en la zona, un Comando Aéreo de  Combate No 4 dotado con el mejor talento humano y con los equipos y las herramientas necesarias para cumplir la misión encomendada por la Fuerza Aérea Colombiana, enmarcada  en su vocación de servicio y siempre llevando sus aeronaves cargadas de esperanza a las comunidades más apartadas del país. Fuente: Comando Aéreo de Combate N°4 – Fuerza Aérea Colombiana.
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Lun, 05/03/2018 - 15:19