En sus más de 25 años de experiencia profesional, el Ejército Nacional ha sido un aliado importante en la consecución de sus metas, ahora en el máximo tribunal del país impartirá justicia con garantías procesales.
Con más de 25 años de experiencia profesional, 14 de los cuales ha llevado en el Ejército Nacional, la mayor Cristina Lombana Velásquez se convertirá en la primera mujer militar activa en llegar a la Corte Suprema de Justicia, una distinción que resalta por cuanto destaca dos aspectos relevantes de la transformación del Ejército; primero, la altísima calidad en la formación profesional de los soldados, suboficiales y oficiales, y segundo, el papel cada vez más relevante que ha tomado la mujer dentro de las Fuerzas Militares. La mayor Lombana egresó como abogada de la Pontificia Universidad Javeriana en el año 1993, quien además posee estudios de posgrados en Derecho Penal en la Universidad Pantheón-Paris II, así como en Derechos Humanos, Derecho Internacional Humanitario y Contratación Estatal en la Universidad Externado de Colombia, también posee estudios en Administración Pública en Ecole National DAdministration, y actualmente es candidata a magíster en Derecho Penal de la Universidad Eafit. Para esa mujer militar, bogotana de nacimiento, llegar al máximo tribunal del país es un sueño hecho realidad… mis amigas del colegio incluso me lo recuerdan ahora que estoy ad portas de llegar a la Corte Suprema, confiesa, al tiempo que reitera que su principal compromiso es seguir trabajando con eficiencia, trasparencia, responsabilidad y disciplina como lo he hecho en el Ejército Nacional. El mundo militar y el mundo de las leyes no le es ajeno a la mayor Cristina Lombana Velásquez, pues es la cuarta generación de su familia en las filas militares y la segunda generación en la rama judicial, su tío abuelo el general Carlos Arturo Lombana Cuervo, fue Comandante General de las Fuerzas Militares en 1977. La mayor Cristina Lombana Velásquez, comenzó su carrera militar en la Escuela Militar de Cadetes el 4 de mayo de 2004, hoy se destaca por su jovialidad y su decisión, a la vez que siente estar allanando el camino para las siguientes generaciones de futuras mujeres militares que persiguen sus sueños. Este es el primer paso para que muchas, como yo, que tal vez no se han atrevido ahora se atrevan a llegar a sus metas, no hay nada imposible si nos lo proponemos, eso sí debemos trabajar para que nuestras metas a mediano y largo plazo se cumplan, sin olvidar nuestro papel de mujeres, madres, hijas y esposas, afirma con vehemencia. Es una fiel convencida de que su objetivo en la Corte Suprema es impartir justicia con celeridad, imparcialidad y apegada a derecho, para lo cual su investidura como militar activa le confiere una gran formación y disciplina en el proceso que significa llegar a las altas cortes del país. Apoyo decidido del Ejército Nacional La carrera profesional de la mayor Cristina Lombana Velásquez ha tenido un aliado importante además de su familia, el Ejército Nacional. Tres de mis cuatro títulos de postgrado los he logrado gracias al apoyo del Ejército. He sido becada en tres oportunidades, inicialmente me propusieron para participar por una beca del Gobierno francés, luego con el Comando Sur del Ejército de los Estados Unidos me apoyaron con la especialización, y también desde el Comando de Ejército Nacional fui becada para la especialización en la Universidad del Externado, revela. Fuente: Ejército Nacional
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Mar, 25/09/2018 - 14:56