En operaciones navales combinadas entre Colombia, Costa Rica, Estados Unidos y Panamá, realizadas en el océano Pacífico con una ofensiva sin precedentes en la lucha contra el narcotráfico, se logró la incautación durante el último mes, de 23.337 kilogramos de alcaloides, evitando que ingresaran a las organizaciones narcotraficantes, más de 770 millones de dólares, los cuales se transforman en otras economías ilícitas para apoyo de la criminalidad, en detrimento de la seguridad ciudadana y proliferación de nuevos actores armados.
Las incautaciones son la respuesta a la iniciativa presidencial “Plan Diamante”. Semisumergibles, lanchas rápidas, contenedores y caletas en tierra, fueron descubiertos por los sensores de las plataformas aéreas y de superficie que participaron en el marco de la operación Combinada "Orión", dejando claro en esta ocasión, que la función principal de las Armadas, es negar el uso del mar a las organizaciones narcotraficantes y que los organismos navales son los únicos especializados para realizar interdicción marítima. La connotación transnacional del fenómeno del narcotráfico y sus implicaciones, ha permitido que el Gobierno Nacional fortalezca los acuerdos de interdicción marítima con los Estados Unidos y de cooperación con diferentes países de Centroamérica, contribuyendo a la interoperabilidad entre las Marinas, el intercambio de información e inteligencia y el fortalecimiento de la confianza, pero principalmente, a establecer una efectiva barrera al narcotráfico, debilitando las estructuras financieras de las organizaciones ilegales, entre las cuales se encuentran el Grupo Armado Organizado Residual del Frente Oliver Sinisterra, liderado por alias “Guacho” y el Grupo Armado Organizado Residual de la Columna Móvil Jaime Martínez. En lo corrido del año, la Fuerza Naval del Pacífico ha incautado 100 toneladas de clorhidrato de cocaína y más de tres toneladas de marihuana, cifras superiores en comparación con años anteriores, logrando una afectación económica a las estructuras del narcotráfico, que asciende a más de 3.200 millones de dólares. Esta ofensiva militar ha golpeado toda la cadena productiva del narcotráfico, al destruir 86 laboratorios y cristalizaderos para el procesamiento de pasta base de coca, 28.740 galones de insumos líquidos y 16.184 kilogramos de insumos sólidos. Así mimo, se ha debilitado significativamente la estructura logística de estas organizaciones narcotraficantes, con la captura de 200 delincuentes. La Armada Nacional continuará trabajando con las Marinas de diferentes países aliados y reitera su compromiso de Proteger el Azul de la Bandera, alineando todas sus operaciones militares y esfuerzos operacionales, para ejercer soberanía en el mar y luchar de manera integral contra los diferentes delitos transnacionales en la región. Fuente: Armada Nacional
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Sáb, 17/11/2018 - 13:14