La meta es erradicar 3.000 hectáreas de coca en los departamentos del Caquetá y el Putumayo.
Un total de 30 pelotones de la Cuarta y la Quinta División del Ejército Nacional, en cumplimiento del Plan Diamante y del Plan Gea II, llegaron a reforzar las labores de erradicación en los cultivos de uso ilícito en la jurisdicción de la Sexta División, con el fin de acelerar los indicadores en la lucha contra el tráfico de estupefacientes en el sur del país. La estrategia para la cual se escogieron 1.080 hombres entrenados de manera diferencial en la Escuela de Soldados Profesionales ‘Pedro Pascasio Martínez’, en Nilo (Cundinamarca) y dotados con implementos diseñados para el cumplimiento de la misión, está enfocada en acabar de aquí al 15 de diciembre, como plazo máximo, con 3.000 hectáreas de arbustos de coca en los departamentos del Caquetá y el Putumayo. El plan emanado por el Comando del Ejército Nacional con el objetivo de atacar el primer eslabón de la cadena del narcotráfico, estipula que, por día, cada pelotón deberá erradicar 1,7 hectáreas de plantaciones ilegales en las zonas en las que se tiene mayor presencia de estas. Con estas estrategias, el Ejército Nacional demuestra cómo alineado a estándares internacionales y la aplicación de técnicas modernas, es una Fuerza capacitada para afrontar los desafíos y las amenazas que persisten en el territorio. Fuente: Sexta División del Ejército
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Lun, 10/09/2018 - 10:12