Cuatro artefactos fueron ubicados por los soldados de la Novena Brigada en los municipios de Algeciras y Baraya.
Con la misión de limpiar los campos huilenses en zonas que años atrás fueron área delincuencial de estructuras ilegales, el Ejército ha incrementado las operaciones para erradicar la amenaza que representa la presencia de artefactos explosivos para la población civil y para la Fuerza Pública. En la vereda Río Blanco del municipio de Baraya, soldados del Batallón de Artillería No. 9 Tenerife, ubicaron un depósito ilegal con artefactos explosivos tipo cilindro; se trata de una rampa de lanzamiento para cilindro de 100 libras, dos cilindros de 40 libras cargados con explosivo Anfo y dos de éstos elementos habilitados para ser acondicionados como trampa mortal. En el municipio de Algeciras la operación se concentró en la vereda El Kiosko; allí, unidades del Batallón de Alta Montaña No. 9 en coordinación con la Dirección Especializada Contra Organizaciones Criminales, Decoc, del CTI, fue hallado un depósito ilegal con dos canecas cargadas,  cada una, con 25 kilos del peligroso explosivo Anfo. La ubicación y destrucción controlada de estas armas ilegales de guerra, brinda confianza a la población campesina que transita por estas zonas en el marco de sus labores diarias. De ahí la necesidad que ante la presencia de elementos sospechosos, la comunidad evite manipularlos y den inmediato aviso a las autoridades competentes. Fuente: Novena Brigada del Ejército Nacional
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Lun, 19/11/2018 - 14:10